¿Cómo reducir la basura electrónica?

¿Sabías que de media cada español genera al año unos 20 kilogramos de residuos electrónicos? Son demasiados si te paras a pensarlo. Todavía es peor el siguiente dato: Solo uno de cada cuatro kilos se recicla. Esto nos lleva a pensar que lo ideal sería reducir la basura electrónica. Pero, ¿cómo hacerlo? Vamos a profundizar un poco más en este tema a lo largo del siguiente post. ¡Comenzamos!

En un artículo anterior en este mismo espacio, ya os explicamos dónde se reciclan los ordenadores. Por desgracia, no todo el mundo lo tiene claro y los aparatos terminan en la basura normal, convirtiéndose en un problema y en una grave amenaza para el medioambiente.

Es posible que en España falte algo de cultura del reciclaje electrónico. Por suerte, esto se va arreglando poco a poco. Es el primer paso para intentar dar el mejor tratamiento posible a los más de 800 millones de kilos de residuos electrónicos que se generan en nuestro país al año.

Si lo piensas bien, cada vez cambiamos antes de smartphone, renovamos nuestros televisores, compramos los hornos y microondas más modernos o sustituimos las pantallas por otros monitores más avanzados. Todo ello supone que los equipos viejos se vayan acumulando en trasteros (en el mejor de los casos) o, directamente, en el vertedero. Esto es lo que se conoce como basura electrónica y el problema no hace más que crecer.

El problema está claro. Ahora bien, ¿cómo reducir la basura electrónica?

Son varios los aspectos que podemos cuidar para tratar de reducir la basura electrónica de una manera constante y eficaz. ¡Anota estas recomendaciones!

  1. Consumo responsable

Es posible que no necesitemos todos los aparatos que compramos. En ocasiones, será suficiente con aprender a alargar la batería del móvil para evitar tener que sustituirlo cada poco. Si ves que la batería ya no te dura, puedes sustituir solo este componente y no todo el smartphone.

En este sentido, los fabricantes también deberían hacer un esfuerzo para apostar por el ecodiseño y simplificar al máximo la posibilidad de reciclar todos sus componentes.

  1. Segunda vida

Antes de deshacerte de un teléfono, ¿por qué no ofrecérselo a familiares o amigos? Es posible que una o varias personas estuviesen encantadas de tenerlo. También se pueden donar a ONG’s especializadas.

  1. Reciclaje.

El último de los consejos para reducir la basura electrónica que os vamos a dar es el de reciclar todos los aparatos electrónicos cuando vayamos a comprar uno nuevo. Llévalo a un punto limpio para que le den un tratamiento adecuado y respetuoso con el planeta.