¿Por qué debemos destruir documentos confidenciales?

¿Dónde reside la importancia de destruir documentos confidenciales? ¿Por qué debemos mantener una especial atención con este tema en nuestra empresa? Vamos a tratar de explicarte de manera precisa este tema, de manera que puedas comprender las razones por las que resulta tan fundamental. ¿Preparados? ¡Comenzamos!

Ya sabes que en Natura Activa somos grandes especialistas en servicios periódicos de destrucción confidencial y reciclaje. Por esto, si necesitas ayuda, asesoramiento o la intervención de un equipo profesional, te invitamos a ponerte cuanto antes en nuestras manos. Estaremos encantados de asistirte en lo que requieras. ¿A qué estás esperando?

Lo primero de todo, tenemos que detenernos para saber qué se entiende por documentación confidencial. Se puede definir como aquellos datos que se encuentran sujetos a distintas restricciones. En esta categoría, nos podemos encontrar desde datos personales o de una compañía o negocio.

Un aspecto que hay que tener presente es que la información confidencial suele tener un tiempo de vigencia o utilidad limitado y establecido. Una vez que se le haya dado utilidad, debe ser destruido de la manera más apropiada posible, manteniendo siempre una total seguridad y confidencialidad. Solo de esta manera, conseguiremos evitar exponernos a robos, publicaciones no deseadas, utilizaciones ilícitas o, incluso, ser objeto de multas por el incumplimiento de la LOPD.

¿Es importante destruir documentos confidenciales?

La forma de destruir documentos confidenciales es importante porque debe realizarse conforme a la normativa vigente en protección de datos. Una vez que la vigencia de los datos ha alcanzado su límite, ha de ser eliminada convenientemente de forma segura y confidencial. Para ello, nada mejor que ponerse en manos de especialistas en esta actividad.

No hay que señalar que no llevar a cabo esta actividad con total pulcritud, puede acarrearnos severas multas, pero también puede afectar de forma negativa a nuestra organización y a la imagen de nuestra empresa en temas de seguridad.

Una mala gestión de la información o a la hora de destruir documentos confidenciales puede ser la causa de una crisis de imagen, como decimos, pero también de robo de clientes, copia de productos, proveedores o estrategias por parte de nuestra competencia.

Además, siempre existe información de nuestra organización que no deseamos que sea pública o salga a la luz, como datos financieros, balances o información personal de nuestros empleados.

Por todo ello, gestionar y destruir documentos confidenciales correctamente ha de ser una prioridad para todos nosotros. Al ponerte en manos de un equipo experto en esta actividad, no solo tendrás una total confianza, sino que contarás también con los registros pertinentes de que el procedimiento se ha llevado a cabo bajo un escrupuloso protocolo.