Menaje de plástico: Prohibido a partir de 2020

Hace pocas semanas saltaba la noticia de la prohibición de los vasos, platos y cubiertos de plástico a partir de 2020. La Comisión de Medio Ambiente del Congreso de los Diputados aprobó el pasado 10 de abril una proposición no de ley que insta al Gobierno a impulsar medidas legislativas para ir vetando progresivamente las vajillas y utensilios de plástico de un solo uso. ¿Por qué? La respuesta es fácil. Hay que prevenir y reducir la contaminación que provocan este tipo de residuos difícilmente biodegradable. Sólo hay que recordar que reciclando 100 toneladas de plástico evitaría la extracción y el procesado de 1 tonelada de petróleo.

Además del uso, a partir del 1 de enero de 2020, se ha propuesto prohibir también la comercialización, importación y exportación de productos como: pajitas desechables, platos, vasos, tazas, copas y cubiertos destinados a un único uso que estén fabricados íntegramente en cualquier variedad de plástico. A partir de la citada fechada todos estos productos deberán fabricarse al menos en un 50% con sustancias biodegradables procedentes de materias orgánicas.
Esta norma toma medida a raíz de la publicación de los últimos datos sobre las consecuencias de este residuo para el Medio Ambiente. Una mala gestión o abandono del plástico ha supuesto que cerca del 80 % de la basura marina es de plástico ya que unos 8 millones de toneladas de plásticos terminan en los mares y océanos cada año.
En España, Baleares todavía se vuelve más restrictiva y ampliará la prohibición a los bastoncillos para los oídos, las cápsulas de café no reciclables y las maquinillas de afeitar desechables.

¿Y si nos adelantamos y vamos reduciendo el consumo de los vasos de plástico en el trabajo? Un gesto tan sencillo como hablar con nuestr@ jef@ y proponerle que compre vasos ecológicos desechables para el café puede ayudar a reducir en gran medida la contaminación. Este tipo de vasos están fabricados de papel y un aislante realizado con productos naturales por lo que el vaso se degradará fácilmente en menos de 100 días si se desecha en la tierra. Además, como no contaminan la tierra, el beneficio será doble ya que los productos naturales de su composición serán compost o abono para las plantas.

Comentarios (0)

Dejar un comentario