Tratamiento de los datos personales por una empresa de destrucción de documentos

Siempre nos preocupamos por cómo un negocio, una entidad bancaria o una compañía telefónica, por ejemplo, gestionan los datos personales de sus clientes. Pero, ¿y qué hay de los especialistas en la eliminación de los mismos? ¿Cómo ha de ser el tratamiento de los datos personales por una empresa de destrucción de documentos? Vamos a tratar de explicártelo en este siguiente post.

En Natura Activa somos grandes especialistas en este campo. Te ofrecemos un completo servicio de eliminación confidencial y reciclaje certificado de residuos. Si buscas especialistas, no dudes en ponerte en nuestras manos.

Hace poco, en este mismo espacio, ya aprovechamos uno de nuestros artículos para hablarte sobre la importancia del certificado de destrucción de documentos. Se trata de un documento clave que acredita que todo el proceso se ha realizado de manera exitosa, aportando información clave como la dirección o el método utilizado.

Ahora bien, el tratamiento de los datos personales por una empresa de destrucción de documentos también ha de ser cuidadoso para evitar filtraciones, robos o pérdidas. Pero, ¿cómo exactamente?

Es fundamental llevar a cabo un correcto tratamiento de los datos personales por una empresa de destrucción de documentos

Si una empresa de destrucción accede a datos personales es únicamente porque se ha firmado un contrato para la prestación de servicios. Ni más ni menos. Por eso es tan importante confiar únicamente en profesionales que cuenten con todas las certificaciones y autorizaciones reglamentarias. Este hecho es relevante, y, además, cuenta con varias ventajas:

  • Garantiza seguridad y tranquilidad para evitar sanciones
  • Los riesgos recaerán exclusivamente en la empresa destructora
  • Permite ahorrar tiempo a los negocios
  • Proceso limpio y respetuoso con nuestro entorno y el medioambiente

En lo que se refiere al tratamiento de los datos personales por una empresa de destrucción de documentos, una compañía de estas características se limitará a cumplir con lo especificado en el contrato firmado por ambas partes. Lo más habitual suele ser instalar un contenedor para que el cliente deposite los documentos de los que desee desprenderse. Una vez lleno (o en la periodicidad acordada), la empresa destructora se encargará de recogerlo y transportarlo de forma a la localización escogida para su destrucción y siempre siguiendo un contrato de confidencialidad.

Una vez allí, se usarán máquinas especialmente diseñadas para una destrucción eficaz e irrecuperable. Posteriormente, se iniciará el proceso de reciclaje y se emitirá el mencionado certificado de destrucción de documentos, que será entregado al cliente y servirá como constatación oficial.

×