Reciclaje de aparatos electrónicos: ¿cómo es el proceso?

Como empresa de destrucción confidencial. en Natura Activa manejamos una enorme cantidad de residuos diariamente. No solo papel, sino también otros desechos que resultan de nuestros trabajos. Por ello, nos gustaría aprovechar estas líneas para hablarte sobre el reciclaje de aparatos electrónicos. ¿Sabes cómo se realiza este proceso? No te preocupes. Te lo explicamos.

No es la primera vez que tratamos temas tecnológicos en nuestro blog, ¿verdad? En un artículo anterior en este mismo espacio ya os detallamos cuál es la importancia de la destrucción de discos duros y por qué puede ser una actividad muy, pero que muy relevante y beneficiosa para tu compañía. ¡No te pierdas esa lectura!

El reciclaje de aparatos electrónicos

Cuando adquirimos un aparato electrónico o eléctrico, asumimos que tienen fecha de caducidad. Es decir, que su vida útil es limitada y que, en el futuro, deberá ser reemplazado por otro nuevo. Es lo que se conoce como obsolescencia programada. Nada dura para siempre

¿Esos dispositivos se tiran a la basura sin más? La respuesta es no. Lo más conveniente es llevar a cabo un reciclaje de aparatos electrónicos que permita la reutilización de una gran mayoría de sus componentes. De esta manera, evitaremos la sobreexplotación del medioambiente y de las materias primas

El proceso de reciclaje de aparatos electrónicos consta de varios puntos importantes: Aquí te los traemos:

  • Recogida y transporte hasta la planta de reciclaje.
  • A continuación, el dispositivo se almacena en unas instalaciones adecuadamente aptas para ello. Por ejemplo, tienen que contar con un pavimento impermeable y con zonas cubiertas que permitan recoger hipotéticos derrames que pudieran ocurrir.
  • El tercer paso dentro del reciclaje de aparatos electrónicos será pesarlos. De esta forma, también es posible saber la cantidad de deshechos que procesa cada planta.
  • Seguidamente, se lleva a cabo una separación de los materiales que se van a recuperar de aquellos que no se van a tratar.
  • Se llevará a cabo la fragmentación del aparato electrónico. De esta manera, se obtendrán todos los materiales y elementos que se pueden recuperar.
  • El último paso dentro del reciclaje de aparatos electrónicos es el llamado tratamiento final. En este punto lo que se buscará es que procesar posteriormente todos aquellos materiales que no se han podido separar anteriormente.

Estamos ante un procedimiento largo, pesado y que requiere mucha precisión. Debe ser realizado por un equipo responsable y con experiencia. En caso contrario, son varios los fallos que se pueden cometer y las consecuencias derivadas de ello.

    Posteado en Reciclaje  
×