La destrucción confidencial de todo tipo de soporte

En Natura Activa nos ponemos a tu entera disposición para ayudarte en todo lo que necesites. Nuestra especialidad es la destrucción confidencial de todo tipo de soporte y el reciclaje de documentos. Pero, ¿qué es lo que sabes de forma precisa sobre esta actividad? Si tienes interés, no te pierdas este nuevo post que hemos preparado para ti.

¿Sabías que la eliminación confidencial de información no se limita únicamente al formato papel? Hoy en día, casi todas las empresas cuentan con miles y miles de datos importantes en otros formatos, como puedes ser en CD, DVD, USB o discos duros. Para este tratamiento, es preciso contar con la intervención de un equipo altamente especializado.

Hay un momento en el que una empresa debe empezar a deshacerse de información. Bien porque ya no la necesite, haya caducado o esté obligado a deshacerse de ella. Por desgracia, no será suficiente con tirarla a la basura, sino que es obligatorio cumplir con distintas garantías marcadas por la ley.

Eliminar información almacenada en discos duros, cintas de seguridad, dispositivos USB o tarjetas corporativas requiere de un trabajo concreto que imposibilite que todos esos archivos se vuelvan a recuperar. Para ello, estos dispositivos han de ser tratados en plantas cerradas y con un representante que pueda auditar la destrucción, si así lo desea el propio cliente.

Además, a la finalización del procedimiento, la empresa encargada ha de entregar un Certificado de Destrucción en el que se garantice de manera firme la irrecuperabilidad de todos los datos confidenciales que hubieran estado contenidos. Esta es la manera más sencilla y segura de confirmar la destrucción confidencial de todo tipo de soporte.

No podemos olvidar tampoco que, al cumplir con todas estas pautas o pasos, se estará siguiendo también la normativa vigente en la Ley de Protección de Datos. De esta forma, nuestros clientes cuentan con la tranquilidad de no ser objeto de duras sanciones por su incumplimiento. Estas multas pueden llegar a ascender hasta un máximo de 4 millones de euros, dependiendo de la facturación anual de tu compañía.

No esperes ni un momento más y ponte en las manos de verdaderos especialistas. Estaremos encantados de ayudarte en todo cuanto esté en nuestras manos para la destrucción de forma correcta de cualquier información confidencial de la que necesites deshacerte.