Delegado de Protección de Datos, un profesional nuevo y valorado

¿Estás al tanto de las siglas DPD en tu ámbito laboral o en el de tu empresa? Se trata de un nuevo puesto muy demandado en toda clase de empresas. Hablamos del Delegado de Protección de Datos. ¿Eres consciente de qué es este nuevo perfil o cuáles son sus principales atribuciones? Vamos a aprovechar este post para explicártelo de una manera clara y concisa.

En un artículo anterior que encontraréis en este mismo espacio, ya os explicamos qué son documentos confidenciales y cómo debéis identificarlos. También os contamos en su momento la importancia de la destrucción de documentos para cumplir con la LOPD. Se trata de dos aspectos fundamentales en el día a día de cualquier negocio o compañía. No dejes pasar la oportunidad de informarte como es debido para evitar situaciones incómodas, incluso alguna que otra multa.

Básicamente, un Delegado de Protección de Datos será aquel profesional encargado de gestionar de una manera correcta todos los datos personales de los clientes de una empresa. De esta manera, entre sus funciones estará la de asegurar el cumplimiento de la normativa y evitar cualquier tipo de sanción.

Cometidos más importantes de un Delegado de Protección de Datos

Hay que precisar que la protección de datos está regida por la RGPD aprobada en 2016 y cuyo fin es la protección de los ciudadanos y de la información personal que manejan las distintas empresas y administraciones. En esta ley se regula también de forma concreta la figura del Delegado de Protección de Datos.

Podemos contarte que su principal cometido es el de vigilar el tratamiento que se hace de toda la información de los clientes por parte de una empresa. En este sentido, un profesional cualificado conseguirá ahorrar mucho dinero de hipotéticas sanciones administrativas o indemnización por el mal tratamiento de estos datos.

Además, un Delegado de Protección de Datos estará pendiente de resolver dudas o posibles consecuencias sobre los usos diarios que pueden hacerse de todos los datos personales de clientes o empleados. En caso de tener que realizar cualquier tipo de reclamación a autoridades, también serán los profesionales elegidos para tal fin.

Tienes que saber que la RGPD, encargada de la regulación de esta clase de profesionales, convierte en obligatorios al Delegado de Protección de Datos para toda clase de empresas y entidades públicas y privadas, siempre y cuando realicen tratamientos sistemáticos de información personal de clientes. Básicamente, se refiere a aseguradoras, compañías eléctricas, centros de educación, entidades financieras, centros sanitarios…